Tercer Secreto de Fátima

¿A qué espera la Iglesia para hacer público el verdadero tercer secreto de fátima?

¿Es éste el verdadero mensaje divulgado?

“Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Angel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Angel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: ‘algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él’ a un Obispo vestido de Blanco ‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Angeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios”.

O más bien es este otro:

“Nuestra Señora nos mostró una visión de un individuo que yo describo como el “santo Padre” frente a una multitud que lo victoreaba. Pero había una diferencia con un verdadero santo Padre, la mirada del demonio, éste tenía los ojos del mal. Entonces, después de algunos momentos vimos al mismo Papa entrando en una iglesia, pero esta Iglesia era la iglesia del infierno; no hay manera de describir la fealdad de ese lugar. Parecía como una fortaleza hecha de cemento gris con ángulos quebrados y ventanas similares a ojos; tenía un pico en el tejado del edificio.
Visteis la apostasía en la Iglesia; esta carta puede ser abierta por el Santo Padre, pero debe ser publicada después de Pío XII y antes de 1960. En el reinado de Juan Pablo II la piedra angular de la tumba de Pedro debe ser removida y llevada a Fátima. Porque el dogma de la fe no ha sido conservado en Roma, su autoridad será removida y entregada a Fátima. La catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima”.

¿O más bien ninguno de los dos?………. ;))

Verdadera Sor Lucía, no la suplantada….
Verdadera Sor Lucía Fátima

HD 164595 (U) N8MIπN∃ | HD 164595 (U) N8MIπN∃

Extraña señal captada por un telescopio ruso

 

HD 164595 (U) N8MIπN∃ :))

“Después de este baño de escepticismo, se puede ceder al ansia de creer con un poco de control de la mano de Shostak, que plantea lo extraordinario de este intento de contacto en caso de que fuese real. Por un lado, si la señal partió desde aquel sistema estelar en todas las direcciones del cosmos, habría requerido una potencia de 1020 vatios, cientos de veces más energía que toda la recibida por la Tierra en un día. Eso significaría que la civilización de HD 164595 se encontraría en un estado de desarrollo tan avanzado que serían capaces de aprovechar toda la energía producida por su estrella.

Una segunda opción mencionada por Shostak es que la señal hubiese sido enfocada hacia el Sistema Solar. Incluso empleando una antena del tamaño del telescopio de Arecibo, serían necesarios más de un billón de vatios, comparable al consumo energético de toda la humanidad. Estos seres no requerirían una capacidad tecnológica tan descomunal como los anteriores, pero tendrían capacidades que los seres humanos no alcanzaremos en al menos dos siglos. “Ambas opciones requieren un esfuerzo muy superior al que nosotros podríamos hacer, y es difícil de comprender por qué alguien querría apuntar a nuestro sistema solar con una señal tan fuerte. Este sistema estelar está tan alejado, que no habrá ninguna señal de televisión o radar que les indicaría que estamos aquí”, reflexiona Shostak. Si lo hubiesen hecho, sería una señal inequívoca de que ellos también quieren creer.”Fuente: Elpaís